2019-02-21-12:32:35

El Central Subió La Tasa De Interés Para Contener El Dólar Abajo De 41 Pesos


2019-02-21-12:28:53

Camioneros En Alerta: Tildaron De "cobarde Y Desleal" El Accionar De Coca Cola-Femsa


2019-02-21-12:25:43

Se Viene Un Nuevo Aumento De Combustibles: “Viene Aparejado De La Inflación, No Sabemos En Qué Porcentaje Lo Hará"


2019-02-21-12:20:07

La Canasta Básica Subió 3,73% En Enero Y Una Familia Necesitó $25.794 Para No Ser Pobre


2019-02-21-12:15:02

Programa Acto Por El Nacimiento Del Gral. San Martín


2019-02-21-11:42:53

Un Docente Argentino, Entre Los 10 Más Destacados Del Mundo: "Los Mejores Estamos En La Escuela Pública"


2019-02-21-10:11:28

“No Hay Otro Camino Que Apoyar La Reelección De Mauricio Macri”


2019-02-21-10:07:49

ExPresidente Del Colegio De Abogados Reclama Que Se Continúe Investigando A Soto Dávila


2019-02-21-10:06:02

INVICO Sorteará Un Centenar De Viviendas En Mercedes


2019-02-21-09:41:10

Di Fant Presentó La Planificación 2019 De La Dirección De Turismo



Mimercedes Corrientes

[Volver Al Listado de Artículos]

Incendio Del Edificio De La Coqueta Y Bar Sporman De Ramón Y Alfredo Elías

Eulogio López en el año 1948 era un ganadero que poseía varios establecimientos rurales y para su mejor explotación adquirió un avión Pipper Cub para sus más rápidos desplazamientos.

El piloto era su hijo César Orlando López Zubiría, de 20 años de edad, que además de haber cursado en el Colegio Militar, siguió en Buenos Aires los cursos de Aviación Civil, obteniendo el brevet categoría A y luego el de categoría Comercial.-

El piloto López Zubiría, en el campo de aviación realizó una apuesta con otros aviadores: que con su avión podía pasar entre dos torres de la Iglesia.-

El 13 de marzo de 1948, César López Zubiría, con un acompañante: el chofer de su padre: César Portillo, durante toda la tarde hizo continuas evoluciones sobre la ciudad.-

A las 19 horas trató de realizar la prueba de pasar en vuelo entre las dos torres. Al llegar a la Iglesia el avión perdió altura, pasó sobre la Plaza 25 de Mayo, la Comisaría y con gran estrépito chocó con el edificio de La Coqueta, penetrando la cabina del avión en una de las habitaciones del primer piso, vivienda familiar del señor Ramón Elías.-

Explotó el tanque de combustible provocando un incendio. Los ocupantes del avión: el piloto López Zubiría y su acompañante César Portillo, perecieron en el acto, resultando sus restos carbonizados. Lentamente el fuego fue extendiéndose, ya que se carecía de elementos para combatirlo. Personal policial con disparos de armas perforaron un tanque de agua, ubicado sobre los restos del avión en llamas, pero sin ningún resultado positivo.-

Autoridades policiales, oficiales del Ejército y público, colaboraron salvando la totalidad de la mercadería de la tienda, que fue depositada, en el local cedido por el señor Manuel Barcala, que estaba ubicado enfrente (hoy negocio de Naio Romero).

Para circunscribir la acción del fuego, se contó con la manguera propiedad del Banco de la Nación, que era única en la ciudad y permitió salvar la planta baja de la acción del fuego.-

Al otro día, 14 de marzo de 1948, fueron rescatados los restos de las víctimas, que se encontraban totalmente carbonizados, entre hierros retorcidos. Fue un gigantesco espectáculo el que ofreció esta casa en llamas, cuyas lenguas de fuego se veían a través de los balcones de la planta alta.

El domicilio de López Zubiría, quedaba a pocos metros del lugar del desastre (hoy familia Latino), de manera que toda la población se dio cita en el lugar.-

El edificio, que pertenecía a la Sucesión García, fue arreglado y continuó ocupado por la tienda La Coqueta del Sr. Ramón Elías, pero como si estuviera signado por el Destino, un tornado que castigó a la ciudad de Mercedes, destruyó totalmente el edificio, reduciéndolo a escombros.-

© - Copyright 2005-2019 MiMercedes.com.ar - Todos los derechos reservados
Informaciones

Ciudad de Mercedes - Corrientes - Argentina

Prohibida La Reproducción de los contenidos, notas e imágenes de éste sitio sin el expreso consentimiento por escrito del Director